Auckland

Auckland

Cuando decidí viajar a Oceanía y conocer algo del continente que me faltaba, pensé en pasar año nuevo en la primera gran ciudad del mundo que lo celebra. Y ahí se me vinieron a la mente las imágenes de todos los 31 de diciembre en los noticieros argentinos: “En Nueva Zelanda ya es año nuevo”. Y la Sky Tower desplegando fuegos artificiales.

Skyline de Auckland, Nueva Zelanda.

Esa misma imagen recibí por WhatsApp este año, pero lo experimenté en primera persona. Y me empecé a enamorar de Auckland.

Como en todo inicio de viaje, al menos para mí, cuesta entrar en ritmo, en sintonía. Cinco días en una gran ciudad era una decisión arriesgada para mí que busco naturaleza y cultura. Pero desde el primero hasta el último día, mi amor y admiración por esta ciudad y este país fue creciendo.

Auckland es la ciudad más importante de Nueva Zelanda, aunque su capital es Wellington. En Auckland viven un millón y medio de los casi cinco millones de pobladores que tiene el país. Es una ciudad cosmopolita donde resulta difícil reconocer a los locales, aunque podemos ver rasgos maorsíe en algunos de ellos, o sus tatuajes.

Algunas cosas que aprendí, experimenté y me llamaron la atención:

  • -Nueva Zelanda está al mando de tres mujeres: La reina Isabel II; su representante en la isla, la gobernadora general; y la primera ministra electa.
  • -Nueva Zelanda fue el primer país del mundo en permitir por ley igualitara el sufragio femenino; no así las candidaturas de mujeres que se demoraron unos años más.
  • -El enemigo público número uno de Nueva Zelanda son las zarigüeyas, animal no autóctono que insertaron los australianos al intentar comerciar sus pieles. Como no tienen depredador en Nueva Zelanda, son plaga y consumen las plantas de la región dañando el ecosistema.
  • -En Nueva Zelanda se habla inglés y maori.
  • -Auckland está construida sobre cincuenta y dos volcanes inactivos. El más alto es el Monte Edén. La mayoría conforman hoy parques bellisimos donde pasar un rato y tener buenas vistas de la ciudad.
  • -La Sky Tower es una torre antena que mide 328 metros, ícono de la ciudad.
  • -El kiwi, ave nocturna y sin alas, y la fruta del mismo nombre son típicos de la zona. Tanto que a los neozelandeses se les dice kiwis. Gentilicio que se usa para el dólar, las descripciones naturales, culturales o geográficas.
  • -En Auckland (ya veré si en otras ciudades de la isla también) el semáforo tiene un botón para ser solicitado por los peatones. Y luego de un sonido espacial, muchas esquinas permiten el cruce en todas las direcciones al mismo tiempo, incluyendo las diagonales.
  • -Se conduce por la izquierda. Los peatones también respetan la izquierda para hacer filas, pasar puentes, o ingresar y salir de los lugares.
  • -En las calles de Auckland existen monopatines que deben ser cargados vía wifi y escaneando un codigo qr. Sirven para trasladarse por la ciudad a un precio bajo y pueden alcanzar hasta 35 km por hora, combinando electricidad y tracción humana. Cuando llegaste a tu destino, los dejás en cualquier vereda.
  • -La constitución geológica de Auckland hace que sea una ciudad sobre colinas y, como consecuencia, muchas de sus calles sean empinadas… algunas a un extremo de endurecer pantorrillas y quitar el aire. Si te olvidaste de comprar algo, quizás sea mejor dejarlo para mañana con tal de no volver a subir esas pendientes.
  • -No hay perros ni gatos callejeros. Como preservan la naturaleza al máximo, los cuidados de los animales son exhaustivos. Asimismo, controlan el ingreso al extremo de revisar y limpiar las zapatillas de trekking de los pasajeros al ingresar al aeropuerto, o colocar cepillos de pie en estaciones y puertos.
  • -Hay muchos baños públicos. Hay muchos parques públicos. Hay muchas bibliotecas públicas.
  • -También hay mucha gente durmiendo en la calle o en situación de vulnerabilidad. Al menos en el centro de Auckland. La Biblia y el calefón. La vidriera de Gucci y la cama de cartón.

 

“Fuck the sistem”, gritaba un barbudo en patas la mañana en que salí temprano a la estación. Y sí, la magia kiwi no escapa al orden/desorden mundial.

Veremos qué me depara esta ruta por la tierra media que empiezo ahora, dejando atrás la gran ciudad.

En breve, otro post con mi itinerario de estos primeros días en Nueva Zelanda.

***HASTA QUE LLEGUE A CASA O PUEDA ACTUALIZAR DESDE UN DISPOSITIVO QUE NO SEA MI TELÉFONO, FOTOS Y VIDEOS EN INSTAGRAM***

 

One thought on “Auckland

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionados
La Casa Azul de Frida Kahlo
Seguir leyendo
Las Cataratas del Iguazú
Seguir leyendo
Escribir también es un viaje
Seguir leyendo